Historia del pouf

Historia del pouf

¿Que os parece si hoy nos culturizamos un poco y conocemos la historia del pouf? ¡Vamos a por un poco de historia!

El pouf nació en el siglo XVIII en Europa traído desde Turquía, lo acompañaban cojines y se usaba como asiento domestico. También lo podemos conocer como “asiento otomano“, se usaban en oriente para comer en el suelo y así poder estar más cómodos.

El pouf es un asiento asiento sin respaldo, muy bajo y como característica general normalmente lo encontramos relleno de material blando.

Historia del pouf

Existen poufs de todos los tamaños y colores adaptados a cada consumidor, el abanico de poufs es interminable, así que no te preocupes que seguro que encontraras uno adaptado a tus necesidades y decoración de tu hogar sin ningún problema si ahora mismo estas buscando uno.

¡Pouf! ese ruido característico que hace al sentarnos sobre uno de ellos, ¡y que cómodos que son!, incluso podríamos llegar a dormirnos sin problema de lo confortables que llegan a ser.

Durante el siglo XIX empezamos adoptar este elemento de confort en nuestras casas, pequeños taburetes muy bajos cubiertos para disimular las patas, y no a sido hasta día de hoy cuando realmente los pouf se han echo populares con todas sus características de antaño.

Actualmente no falta ninguna casa donde no esté el pouf como pilar angular de toda decoración a conjunto con los sofás.

Ahora ya sabemos la historia de los pouf, espero que haya gustado la entrada ¡hasta otra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *